Entre los reconocimientos obtenidos a lo largo de su trayectoria destacan el Premio al Mejor Proyecto Empresarial Europeo en

El jurado estuvo compuesto por diez miembros, que procedían de diversos campos como el marketing, las humanidades, la economía, las comunicaciones y la tecnología. El enfoque principal del jurado estuvo en proyectos relacionados con la industria que involucraron la colaboración internacional entre instituciones académicas de diferentes países. Tales colaboraciones se llevan a cabo a través de la colaboración interdisciplinaria entre académicos y socios industriales para producir investigaciones valiosas para ambas partes.

Es uno de los diseñadores europeos más exitosos en el negocio, que ha creado una nueva generación de marca de ropa.

El Best European Business Project (BEBP) es un premio anual, creado en 2002 por L’Oréal Paris y The Fashion Hotel, que se presentó en la Fête de l’innovation de París y es otorgado por el «Fashion Institute of Technology».

Se otorga a un proyecto empresarial que ha generado un impacto significativo en la cultura. Además de buenas ideas de negocios y propuestas de diseño, el BEBP tiene como objetivo aumentar la conciencia pública sobre la moda. El ganador de este año nació en 1984 como Anélie Navaix.

La moda es una de las industrias más populares en este momento y también una que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. Esto también es cierto para la ropa de los niños.

Cuando la revista lanzó su primer número, ninguno de nosotros había oído hablar de otra marca de moda llamada «Odell».

«Pauline»: un programa informático ficticio que genera un número infinito de variaciones de estilo únicas basadas en la entrada del usuario. Con solo un botón, crea un nuevo atuendo a partir de tus fotos, simplemente con mirarlas. El resultado son datos generados en forma de base de datos que se pueden utilizar como plantillas para cualquier tipo de ropa.

Este premio es el primero de este tipo en Europa. Fue establecido en 2011 y está patrocinado por la Comisión Europea.

Reconoce y recompensa la excelencia en una amplia gama de campos, desde los negocios hasta la alta tecnología, desde las bellas artes hasta la ciencia de los alimentos, desde la música hasta la medicina, desde la arquitectura hasta las mascotas. El Consejo Asesor de este premio está formado por representantes de la industria, la academia y organizaciones sin fines de lucro. El cincuenta por ciento del premio se otorgará cada año en una ceremonia que se celebra anualmente en Bruselas el 1 de noviembre.

En el año 2006, el mercado europeo en general valía 6,5 billones de USD y se observaron cifras similares en 2000 y 2007. Esto cambió con la creciente influencia de empresas emprendedoras más pequeñas que se convirtieron en marcas globales. En nuestra opinión, estas empresas dependen menos de los presupuestos de marketing de las grandes empresas y se han vuelto más innovadoras.

El premio fue decidido por un jurado de expertos de varias organizaciones nacionales e internacionales, que probaron la calidad del proyecto.

El jurado valoró la contribución del proyecto en términos de capacidad técnica y organizativa, así como sus ideas para el desarrollo futuro. El premio se ha concedido a proyectos que todavía se consideran «hitos modernos» en este campo.